El Festival de Poesía en la Escuela en la Feria del Libro de Buenos Aires, 2011

Esta es la ponencia que leímos en la 37º Feria Internacional del Libro de Buenos Aires en el marco del 14º Congreso Internacional de Promoción de la Lectura y el Libro, con el fin de contar la experiencia de la realización del Primer Festival de Poesía en la Escuela, 2010.

Históricamente, la poesía ha ocupado en la escuela el lugar de la memorización, la repetición de un canon del siglo XIX (Lugones, el Martín Fierro, por citar algunos ejemplos) y del estudio de figuras retóricas.
Muchos docentes a falta de espacios de reflexión acerca de este hecho, repiten el modelo aprendido o la “propuesta innovadora” del libro de texto que, salvo excepciones, suele caer en los mismos lugares comunes y sigue relegando al género a la última unidad del programa de estudios por inaccesible.
En el contexto de una sociedad globalizada y enfocada al consumo de bienes materiales, la poesía aparece como una aliada para nivelar los platillos de una balanza. Es el arte de la palabra, herramienta expresiva generadora de pensamiento y la manera en que las personas pueden dar cuenta de su experiencia en el mundo, sus emociones y sensibilidad. Reúne tradición y novedad, por ese motivo es un vehículo propicio para establecer un diálogo entre generaciones, retomando valores espirituales.
La falta de inserción de la lectura de poesía en la escuela tiene un correlato social donde tampoco existe un mecanismo de circulación fluido de la poesía. En principio, los libros de poesía no están a mano de un posible lector, debido a fallas en la circulación –no llegan a todas las librerías- y la comunicación – la gente no sabe qué comprar-. 

Acercar la poesía a la escuela ha sido un desafío. Quienes realizamos este Programa de Promoción de la Lectura, consideramos que en la relación entre arte y pedagogía se halla una de las claves para dinamizar los procesos transformadores de la cultura.

En este sentido, este programa aborda la conexión de instituciones a veces disociadas, como son la escuela y el arte, desplegando elementos de intercambio de conocimiento y abriendo la posibilidad a procesos participativos.
La creación de nuevos lectores de poesía a partir de la escuela, es una de las áreas donde se debería trabajar a conciencia para obtener en el futuro un público ávido.
Nuestra propia experiencia como docentes y poetas nos llevó a pensar la mejor manera para empezar a revertir esta situación de aislamiento en que se encuentra la poesía argentina actual que, generalmente, es una opción sólo para otros escritores. También por ser conocedoras de la riqueza que hay en la actual producción de poesía en nuestro país.
Una de nosotras (la Profesora y poeta Marisa Negri) venía desarrollando desde 2006, talleres de lectura y escritura de poesía en la escuela ESB 186 de Villa Celina, en el partido de La Matanza, en el conurbano bonaerense. Con un formato de talleres de arte y creación poética a través de la palabra, el cuerpo y la imagen, participaron adolescentes de entre 12 y 17 años.
En julio de 2006, se abrió el blog “La huella del dragón”, www.esb186.blogspot.com , poniendo al alcance de la comunidad educativa, lecturas de poesía. También sirvió como plataforma para que los alumnos pudieran subir sus producciones. Con ayuda de la comunidad educativa, se logró consolidar esta primera Biblioteca Escolar en el ESB 186, que actualmente reúne aproximadamente 500 ejemplares, y entre ellos una importante colección de poesía argentina contemporánea donada por Ediciones en Danza.
A lo largo de estos años (2006-2010) poetas y artistas visitaron la escuela para intercambiar experiencias con los alumnos. 
Los alumnos que integraron los talleres, participaron de programas de promoción de la lectura y la escritura: Torneos Bonaerenses, Maratón de Lectura, Torneos Nacionales Evita, entre otros. Varios de los alumnos obtuvieron medallas y menciones. 

Esta rica experiencia fue, sin dudas, el punto de partida para la realización del I Festival de Poesía en la Escuela, en octubre de 2010. 

Los objetivos fueron:
  • Promover la lectura de poesía argentina en las escuelas y, por consiguiente, el disfrute de la lectura como posibilidad de ampliación del pensamiento, las temáticas, el vocabulario y la estética. 
  • Acercar a los alumnos a la poesía, tanto como protagonistas del proceso creativo, como en el rol de lectores. 
  • Proponer el acercamiento de los poetas a la escuela para establecer un diálogo entre los creadores y los jóvenes a fin de poner de relieve las posibilidades creativas y comunicadoras de la palabra poética. 
  • Crear bibliotecas de poesía en las escuelas (o ampliarlas). 
  • Realizar actividades paralelas, integradas a la educación por el arte. 
  • Trabajar en el terreno educativo y ampliar la propuesta de promoción de la lectura y la circulación de poesía a toda la comunidad, comprometiendo a los actores sociales y culturales en la propuesta para lograr su viabilidad en el tiempo. 
Con la participación de 2.500 alumnos y docentes, los 35 poetas invitados, recorrieron escuelas públicas de enseñanza media y artística de la Capital Federal y el conurbano bonaerense (Liceo 1 y Normal 6 de la ciudad de Buenos Aires, y la Escuela de Estética de Morón), acercando la poesía a los chicos de cuatro escuelas.
Las escuelas realizaron un trabajo previo al encuentro, con la asistencia de los docentes del área de Lengua, leyendo a los autores participantes y realizando prácticas de escritura junto a sus docentes, y la producción fue leída en el micrófono abierto. Se abrió el blog www.poesiaenlaescuela.blogspot.com
La propuesta consideró importante rescatar los valores de la tradición, estableciendo un diálogo entre generaciones. Para ello, cada autor invitado tuvo la consigna de acercar a un poeta que lo hubiese antecedido y dar cuenta de la importancia de esa lectura en su decisión de ser poeta. 

Fue así como el Festival puso en escena a escritores como Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Juan Gelman, Juan L. Ortiz, Susana Thénon, Raúl González Tuñón, Oliverio Girondo, entre algunos de los 35 poetas que llegaron de la mano de los poetas invitados. De esta forma, se tendió un puente entre generaciones para rescatar las voces del pasado y dar paso a las del presente. 
Los jóvenes participaron de las lecturas y el micrófono abierto -donde pudieron leer sus propias producciones-, de los talleres de poesía visual coordinado por artistas plásticos; e integraron un “comando” de susurradores de poesía.
Durante dos semanas (del 26 de octubre al 6 de noviembre de 2010), los 35 poetas[1] recorrieron las escuelas con la propuesta de acercar a los chicos la lectura de poesía argentina contemporánea. 
Luego el poeta invitado elegía algunos poemas de producción propia y también los leía. De esta manera, la lectura grupal logró transmitir la experiencia de la palabra como creadora de mundos y de la lectura como llave hacia otras realidades. 
Cada uno de los escritores participantes (así como también de algunas editoriales independientes), mediante la donación de sus libros, contribuyeron a la creación de tres bibliotecas de poesía en cada una de las escuelas que intervinieron en el Festival.
Se incluyó también la difusión de material documental sobre poesía argentina: se proyectaron audiovisuales documentales sobre los poetas argentinos Jorge Leónidas Escudero y Olga Orozco.
En algunas de las jornadas participó el Bibliomóvil dependiente de la Comisión Nacional de Bibliotecas Populares.
A lo largo del proyecto tuvimos la certeza de que los objetivos que nos plantemos con la incorporación de un taller de lectura y escritura de Poesía en la Escuela, en un primer momento, y posteriormente, con la realización del I Festival de Poesía en la Escuela, superaron las expectativas iniciales.
Alumnos, docentes, personal auxiliar, padres y poetas fueron integrando una red que permitió acercar la poesía a la comunidad educativa, sacándola del aislamiento y acercándola a nuevos lectores.
Con la realización del I Festival de Poesía en la Escuela, los alumnos y sus docentes, así como los poetas que participaron, se reunieron en un clima festivo y respetuoso. Finalizado el Festival, todas las personas consultadas evaluaron en forma positiva el proyecto, poniendo de relieve la riqueza de la experiencia del contacto directo con los autores y la posibilidad de conversar con ellos acerca de sus lecturas preferidas, o cómo comenzaron a escribir, o cuáles son las claves del proceso creativo de la escritura poética.
Por todo ello, sabemos que el proyecto ha cumplido ampliamente los objetivos y que se plantea un crecimiento que pueda sostenerse en el tiempo, año a año, con la incorporación de actividades que reúnan a poetas y alumnos en torno a la lectura de poesía argentina.
Actualmente estamos trabajando en la organización del Segundo Festival de Poesía en la Escuela que se desarrollará en septiembre de 2011, con el objetivo de lograr la participación de un mayor número de escuelas, docentes, alumnos y poetas.

Este Segundo Festival es una de las bases del actual Programa de Difusión y Promoción de la Poesía Argentina al que ampliamos nuestro trabajo para 2011, a fin de proyectar la promoción de la lectura de poesía a otros ámbitos.
En ese sentido, este Programa incluirá el trabajo que comenzamos a desarrollar paralelamente, relacionado a la circulación de poesía argentina, con el objetivo de acercar el libro al lector (www.regalepoesia.blogspot.com). Esta propuesta ya cuenta con mucho apoyo desde diversos ámbitos (poetas, libreros, editoriales independientes y lectores). También ha tenido repercusión en la prensa. [2]
Es decir, lo que comenzó con un trabajo en una escuela de La Matanza, fue tomando fuerza y sumando adhesiones y hoy se propone como un proyecto que abre la posibilidad a una gran tarea de promoción de la lectura de la postergada poesía argentina.

[1] Los poetas participantes del I Festival de Poesía en la Escuela: Alberto Muñoz, Alejandra Correa, Alejandro Méndez, Ana Biancalana, Carlos J. Aldazábal, Catalina Boccardo, Cecilia Eraso, Cecilia Perna, Clara Vasco, Claudia Masin, Claudia Prado, Claudio Linares, Eduardo Mileo, Emiliano Cruz Luna, Gabriela Franco, Griselda García, Guadalupe Wernicke, Javier Cófreces, Javier Galarza, Jimena Arnolfi, Juan Esteban Linares, Julia Magistatti, Leonardo Martínez, Marcelo Carnero, Marisa Negri, Miguel Martínez Naón, Natalia Litvinova, Rodolfo Edwards, Samuel Bossini, Silvia Castro, Soledad Castresana, Valeria Cervero y Victoria Schcolnick.

[2] La aceptación de la propuesta como innovadora, ha llegado a los medios de comunicación. El I Festival de Poesía en la Escuela fue cubierto por el Programa Caja Rodante, en Canal 7 (Puede verse en Youtube). La propuesta de Regale Poesía fue tomada por Clarín el 22/12/2010 bajo el título: “Los poetas argentinos se refugian en la web” y Página/12, del 24/12/2010 con el título “Hay que dejar de lado la resignación”. 

Artículo escrito por Marisa Negri y Alejandra Correa.



Comentarios

  1. Hola, me interesa mucho la iniciativa!, soy poeta y cuentacuentos, trabajo en el area de la literatura infantil y quisiera saber con quien puedo contactarme por este proyecto.

    saludos y felicidades!!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares