Bienvenida Selva Di Pasquale



Hace tiempo que no escribo. Con ello me pasa lo siguiente: Dios no quiere que yo escriba pero yo tengo necesidad de hacerlo. Así se produce un constante tira y afloja, pero en definitiva Dios es el más fuerte,  y hay en ellos más desgracia de la que puedas imaginarte... Kafka, Praga, 9 de noviembre de 1903.


Los niños manchan con témperas la mitad de una hoja, la doblan y al abrirla los sorprende la expansión de un nuevo objeto. Eso es escribir. Quiero yo que eso sea escribir. La expansión puede ser breve pero constituye la esencia del objeto. Entonces, me propongo el siguiente ejercicio: Desnudar objetos y aplastarlos. Descubrir los árboles genealógicos y las raíces de todo lo que nos rodea, conscientes de que en esa maraña, realmente, somos: claveles del aire. 





Al fresno se mudó...

la Rana Gigante

escribo
y ella
me mira

parece
que va
a saltar

ahora no

en cualquier momento.


Es de noche
y la vigilamos.

Duerme.

Subimos al árbol
por la escalera.

La iluminamos
con unas linternitas

mientras le abrimos la boca

vemos manzanas trituradas
en su interior.


Selva Dipasquale nació el 8 de noviembre de 1968 en Buenos Aires. Publicó La disipación (2012), Meditaciones en el Bosque (2007),  Paraselene (2005), Camaleón (1998), Teoría de la Ubicación en el Espacio (1994). Integra diversas antologías de poesía argentina.

Comentarios

Entradas populares