Colegio Mariano Moreno


Ubicado en el barrio porteño de Almagro, el imponente edificio del Colegio Mariano Moreno abrirá sus puertas centenarias al Segundo Festival de Poesía en la Escuela, el próximo martes 13 de septiembre. 

La iniciativa partió de su rectora la Prof. Graciela Redoano quien desde hace más de 10 años viene impulsando el taller literario El ángel caído, que se desarrolla en la escuela todos los viernes. Los profesores Raúl de Carli (Música), Betina Negro (Lengua) y Silvina Fariño -quien trabaja con el cuento y la narración oral-, son parte del equipo coordinado por la Profesora Verónica Zorzano. Todos ellos, mediante consignas y lecturas, vienen desarrollando esta actividad con verdadera dedicación. 

Profesoras Verónica Zorzano y Susana Coronel
 se preparan para recibir a los poetas del Festival

El Mariano Moreno también tiene un grupo de susurradores de poesía y un taller de periodismo con el que, cada año, editan una revista escolar donde los chicos publican sus producciones. Aquí reproducimos dos de ellas que retrucan a Oliverio Girondo y su poema El puro no (de su libro Enlamasmédula):

... Del puro síiii

El sí
el sí pequeño
el sí bonito
el sí que cada mañana se queda dormido
el Síii
el sí sin nombre
al que le da frío cada vez que se esconde
al compás de las campanitas
que sían, sían y sían
el sí el puro sí
que cada vez que lo nombran se siente
feliz

Victoria Pedrerol y Tatiana Soñer, 3º3ª Turno mañana.

...

sí de mono
si veo 
si son con sexo con órbita
el yerto inocente sii ovulo con módulo
sí puedo ya con modo
Con yo con forma y cayo
el macri si
robo

Lucas Grillo e Igor Sosa, 3º 3ª turno mañana

...

El corazón 
es como un papel

Alguien te lo puede
romper en pedacitos

Nicolás López de 1º 3ª turno mañana.

...

Renuevo

Transfigúrame el rostro
fuerza venidera.
Transfigúrame las aguas
que corren por mis venas.
Báñame de luces
los ojos, que respiro
y cuelga mi canario
que gime sus suspiros.
Transfigura el labio seco
que habla en la ceguera 
transfigura mi pupila 
en luz lunar oblicua.
Renuévame las sienes
de sus pozos corrompidos
y las horribles caricias
de un tiempo corroído.
Transfigúrame el rostro
fuerza venidera, 
transfigura mis mañanas
en canto azul de primavera,
transfigura la clepsidra
en mar sereno
mientras llueven por mis ojos
los cristales del renuevo

Gimena Alegría, 4º 2ª, turno mañana.


Comentarios

Entradas populares