viernes, 23 de octubre de 2015

La violencia no es un poema

Esta jornada empezó mucho antes, a mediados de abril cuando nos planteamos trabajar en un equipo interdisciplinario sobre la Violencia de Género. 
Primer año escribió poemas y realizó afiches y segundo y tercer año leyeron Chicas muertas de Selva Almada.
Mientras que esto sucedía en la EEST1 del delta, otras tres escuelas transitaban caminos parecidos y todas estaban unidas también por el VII Festival de Poesía en la escuela.
Y llegó el gran día de conocerse!







los chicos de primer año con Lucia Buceta haciendo poema-collage
La primera actividad luego del desayuno fue el trabajo en talleres para lo cual Nurit Kasztelan estuvo en 1° A construyendo con los chicos un poema colectivo y también un rap. En 1° B , con Lucía Buceta los chicos leyeron un capítulo de Chicas muertas de Selva Almada y a partir de allí realizaron poemas-collage con imágenes de mujeres.
En 2° A y B  el taller fue sobre el poema Canto nupcial de Susana Thénon, coordinados por Selva y Eliana Bolzán los chicos escribieron poemas y relatos y luego pintaron mensajes para colgar en la escuela.


chicas y poetas
 Mientras tanto en 3° C y 2° C  leyeron a June Jordan con Flor Codagnone.

Y escribieron cosas como éstas:

La Muda quiere ser ciega
la que quiere acallar su dolor
ese secreto su cuerpo lo recuerda
recuerda cada día de dolor
sus ojos ocultan lágrimas
su garganta un grito que jamás salió
Desde ese día ya nada es igual
esa dulce flor del jardín no volverá jamás
(la violencia no es un poema)

Daiana Maidana - Milagros Frutos - Rocío Deghi

El taller de 2°año sobre los poemas de Susana Thénon
Los chicos no se quedaron atrás

en   F rento
       E n
       M i
        Interior
        Cosas
Horr I bles
        D e
     mI s
        O scuros
        Secretos

Samuel Sosa


Compartiendo las producciones de los talleres
En la puesta en común participaron todos los chicos y los profes en el patio de la escuela.
La entrevista pública a Selva Almada fue filmada por varios chicos y la editaremos próximamente.

La jornada fue intensa y emotiva, no queríamos que terminara. La escuela quedó tapizada de poemas, cartas, dibujos, declaraciones.

Nos subimos a las lanchas de regreso sabiendo que no estamos solos, una hebra invisible nos enlaza entre la ciudad y las islas.



Lucía y Aylén leyendo a dos voces

martes, 20 de octubre de 2015

Experiencias: Una pequeña patria dentro de la otra, por Patricio Foglia

VII FESTIVAL DE POESÍA EN LA ESCUELA, Escuela 20, Paraná Mini, Delta de San Fernando.
El viernes 9 de octubre a las 7:30 hs. de la mañana ya estábamos en la Estación Fluvial de Tigre con Mágicas Naranjas: Hilda Fernández, Gustavo Gottfried y María Valeria Chinnici, esperando juntos por la lancha colectiva. Enseguida, nos encontramos con las maestras, que nos recibieron con afecto, mate y facturas. Un llamado telefónico de una de las docentes confirmó que la Escuela estaba en perfectas condiciones, a pesar del día de lluvia tenue y el viento potente de la sudestada, así que nos subimos a la lancha y arrancamos.

Lo que para nosotros, un poco porteños irremediables, parecía una aventura extraordinaria, en realidad era y es un viaje diario, el viaje que hacen todos los días, los docentes y chicos de Primaria y Secundaria, a su trabajo, a la Escuela.
Quiero decir, todos los días, los docentes y chicos y chicas van hasta la Estación Fluvial de Tigre o se suben a la lancha colectiva en algún punto flotante a lo largo de las dos horas que dura el viaje, hasta cruzar el inmenso Paraná de las Palmas, para adentrarse definitivamente en el Delta de San Fernando. Algunos, también, llegan desde Entre Ríos.


Yo sé que la Patria es un artefacto extraño, una creación histórica con sus defectos y virtudes, pero creánme que pensar en ese viaje, cotidiano, me hizo recordar el amor que todavía orbita en torno a esa palabra.

A lo largo del recorrido, algunos chicos jugaban con sus netbooks y otros dormían mientras las maestras charlaban y nos cebaban mates y yo sentí que nos cuidaban a todos. En ese clima, la sudestada apenas se notaba, y con esa energía llegamos a la Escuela 20, Paraná Mini.
Nos recibieron con un desayuno, cantamos la canción de la mañana entre mate cocido con azúcar y pan, y después hubo inicio formal de la jornada con el izamiento de la bandera. Cada grupo fue con sus chicos. No estábamos solos, además de Mágicas había otros poetas y artistas plásticos, de las mismas islas y hasta de La Plata, y cada cual desarrolló sus actividades, que después compartimos en un plenario, de nuevo todos reunidos.
Con Gustavo, estuvimos con los chicos y chicas de 2do grado, y junto con su maestra les leímos "Cartas para que la alegría", de Calveyra y también "el Libro de las camas" de Sylvia Plath, y entre todos imaginamos cómo podían ser esas otras camas, como la Cama-Lancha o la Cama-Flotante o la Cama-Milanesa, que tenía el detalle de una almohada con forma de porción de pizza.
El trabajo que hacen Alejandra Correa y Marisa Negri, es la construcción de una pequeña patria dentro de la otra, una patria hecha de palabras y de amor, en dónde es posible mirar otra vez el mundo que nos rodea, para ver que la poesía no la lleva ni la trae nadie, sino que está en todos lados.
Yo siento que fue así, creo que todos nos fuimos pensando que de verdad hubo poesía en la escuela.


La poesía en la boca de los jóvenes, por Florencia Gordillo

“Ahora voy a preguntar algo / realmente / estúpido / ¿a nadie le arde el alma?”.
Los versos son del poeta Diego Cortés y los alumnos del IPEM 201 “Leopoldo Marechal” interpretarán parte de su obra “Poema estúpido”. La actividad se enmarca en el VII Festival de Poesía en la Escuela. Es un programa de promoción de la lectura y la escritura que se propone acercar la poesía y el lenguaje poético a los niños, adolescentes y jóvenes, desde una perspectiva de encuentro, intercambio de experiencias y diálogo entre generaciones. Poetas y docentes de todo el país trabajan en conjunto durante 15 días: este año desde el 5 al 16 de octubre. Las poetas Marisa Negri y Alejandra Correa son las creadoras del Festival.
En Tucumán, Candelaria Rojas Paz invitó a la escuela Deán Funes a una coplera para darle paso a la poesía ancestral. En Misiones, en la Escuela N° 106, la narradora Marita Santos leyó poemas de Elsa Bornemann. En el Delta de San Fernando, hubo talleres de poesía latinoamericana, también otro sobre Paco Urondo y Roberto Santoro. En San Luis, el poeta Patricio Emilio Torne coordinó un taller de producción de textos. En Bariloche habrá lecturas y talleres en la Escuela de Educación para adultos.
La interdisciplinaridad de la propuesta busca que docentes y alumnos puedan vivenciar el poder de la palabra, no sólo como lectores sino también como productores de textos e intérpretes. Nace así el poder de transformar realidades, de pensar, de imaginar, de crear mundos.
En Córdoba, habrá un homenaje a Diego Cortés: poeta; editor de cómics, poesía, narrativa; creador del sello Llanto de Mudo que este 2015 cumple 20 años; que falleció en agosto. Será el martes 13 de septiembre donde también participará el grupo de poesía Pan Comido. Los alumnos en una clase de teatro leyeron el poema y eligieron qué versos quería interpretar cada uno, discutieron acerca del significado del poema e imaginaron cómo sería la lectura. Saldrán de la rutina escolar e interpelarán a sus compañeros con las preguntas que Cortés se hacía: “¿Dónde está tu espíritu? / ¿En tus pies?; ¿Cuál es la vida que vivimos?; ¿A nadie le angustia pensar que el tiempo se acaba?”.
“La poesía es de vital importancia para la formación de un niño o joven y a diferencia de otras disciplinas artísticas, trabaja con las capacidades expresivas del lenguaje, la posibilidad de comunicar emociones y experiencias a través de la palabra y en consecuencia, es clave para la consolidación de la identidad y la subjetividad” dicen las organizadoras del Festival. El año próximo en Córdoba se hará una charla convocatoria, previa al comienzo del Festival, para que poetas y docentes puedan involucrase en más colegios.
Los relatos y registros fotográficos del Festival se pueden ver en http://poesiaenlaescuela.blogspot.com.ar/

lunes, 19 de octubre de 2015

Lunes en San Nicolás: Lluvia y poesía

Hoy lunes, nos llegan las noticias de la docente Patricia Rabadá, sobre la jornada que coordinó en San Nicolás (PBA).

"Acompañados por la música de la lluvia, los nenes y familias del Jardín 901 de San Nicolás de los Arroyos celebraron la poesía.
Cada salita preparó un rincón poético. 



En el rincón de la sala de tres celeste, había almohadones y nanas donde los papis podían sentarse a acunar a sus nenes.
La sala de tres naranja preparó PUP con pequeñas rimas.



La sala de cuatro lila, una alacena de palabras donde los padres con sus nenes elegían aquellas que les gustaban para escribir poemas.
Los nenes de cuatro, de la sala roja prepararon susurradores y salieron a susurrar.



Y los nenes de cinco, de la sala verde prepararon poemas voladores que leyeron junto a su familia.
¡La tarde se vivió como una fiesta¡"






Día 10: la yapa en el almacén de Darío Miranda, Villa Mercedes, San Luis

Este es el relato que nos envía el poeta Patricio Emilio Torne sobre este sábado especial:


"El sábado, dentro del “VII Festival de poesía en la escuela” llevamos adelante una propuesta que iba más allá de lo escolar. Darío Miranda, uno de los poetas del Grupo de Producción de Textos de Villa Mercedes (San Luis) con el que llevamos adelante la actividad, propuso una “merienda con poesía en su almacén del Barrio La Rivera”. Darío organizó todo para que el encuentro con los chicos saliera de maravillas: propaganda en el barrio con propaladora móvil; pintura en el frente del negocio, adornos con banderines, más cosas ricas para todos. Nancy Toselli, Francisca Rojo, Juan Luna y Patricio Torne, fuimos sin saber qué iba a pasar, y lo que pasó fue hermoso.
Leímos poemas de Silvia Castro, Jotaele Andrade, Victoria Schcolnik, Catalina Bocardo, entre otros, que los niños escucharon con una atención sorprendente, luego jugaron con palabras y escribieron sobre el fútbol, el cielo, los árboles, los padres. Lo interesante es que, por un lado estaban los niños a los que nos dirigíamos, pero en otro extremo estaban los padres de los chicos que seguían la actividad con el mismo interés que sus hijos, padres que pidieron que se repitiera la actividad. Creo que lo más significativo de todas las actividades realizadas dentro de este Festival en la Escuela, es haber hecho entender a los chicos que los poetas no son sólo personas muertas que escribieron cosas rimadas, que los poetas pueden estar entre todos ellos.
Un agradecimiento muy especial a la familia de Darío, los padres que llevaron sus chicos y se quedaron haciendo el aguante, a Pablo Gabriel Castro que nos acompañó y cebó los mejores mates, a la vida misma y a Poesía en la Escuela por darnos esta oportunidad."

Novena jornada: Jujuy y Chaco se integra al festival que ya se extendió por todo el país


Van llegando los comentarios y fotos sobre esta nutrida novena jornada del VII Festival de Poesía en la Escuela. Podríamos decir que es la última de este festival, pero a verdad es que la semana que viene habrá otras que fueron reprogramadas por diferentes motivos.

La mañana comenzó en CORONEL SUAREZ. PBA, con una mesa de lectura de la que participaron Laura Forchetti, Zenón Deviagge y Leandro Beier, coordinada por la poeta y docente Carolina Rack. 

Ella nos cuenta: "En esta segunda fecha en Coronel Suárez del Festival Poesía en la Escuela, esta vez con sol, poesía y música en el Instituto de Formación Docente y Técnica 48, donde funciona, entre otros, el profesorado de Lengua y Literatura. Desde Coronel Dorrego llegó Laura Forchetti a llenar el instituto de reinas, pájaros, constelaciones y agua: leyó poemas y coordinó un taller sobre dos poetas de agua: Juan L. Ortiz y Diana Bellessi, encendió así el chispazo de la lectura curiosa que contagia







Zenón Deviagge cautivó con una lectura precisa, donde el interior bonaerense se muestra también desde las fábricas y autos tunings. Leandro Navideño y Ayudante de Santa (Leandro y Juan Beier) le sumaron canciones bellas y fuertes que terminaron de darle a esa tarde el elemento justo para que no se olvide. 
Se vive tan bien la poesía así, cuando entra donde no suele estar, cuando hace el ruido suficiente para despertar a los cuerpos y las sonrisas. Todos pedimos bises.

En la Escuela Secundaria Nº 8, CLAYPOLE, PBA. trabajaron la idea de "El cuerpo como soporte poético" realizando un cruce entre poesía y fotografía sobre los cuerpos. 









¿Qué palabras quiero portar? A partir de poesías propias y de otros autores los jóvenes decidirán qué metáforas proyectarán en sus cuerpos y serán registradas a través de fotografías tomadas por otros jóvenes. Coordinaronn: Guillermo Currás, Margarita Pérez y Patricia Devesa. Dice Patricia: "Nuestra participación en el Festival de Poesía en la Escuela fue con el Laboratorio EL CUERPO COMO SOPORTE POÉTICO. Un cruce entre poesía y fotografía a partir de poesías propias y de otros autores (Mario Trejo, Pablo Neruda, Gustavo Cerati, María Meleck Vivanco, entre otros muchos). Los chicos decidieron qué poesías querían proyectar sobre sus cuerpos y fueron registradas, fotografiándolas. Participaron 33 jóvenes entre 12 y 16 años, en dos jornadas de intenso trabajo y plena creatividad (el 13 de octubre y hoy). Solo nos resta editarlas para imprimirlas como postales."




Fernanda Meques y Alejandra Correa, fueron a merendar con las chicas de FRIDA y sus pequeños hijos. Frida es un Centro de integración para mujeres y niños sin techo. La actividad fue coordinada por Daniela Camozzi.  El taller de Fernanda Meques proponía trabajar con el autorretrato, al igual que lo hacía la artista mexicana. Pequeños espejos sirvieron para ese fin. Dibujarse y luego hacer circular el retrato para que los otros completen la mirada, en una suerte de cadáver exquisito (ese mecanismo propuesto por el surrealismo). Luego, por medio de susurradores, se leyeron las producciones realizadas, mientras los más pequeños jugaban con colores, papeles y libros. CABA

                                            

                                                 
                                                                    
                                       

El poeta Franco Rivero, acercó la poesía de la mano de Karina Prester (ex alumna, colega; bibliotecaria y poeta también) a dos escuelas con comunidad originaria de la localidad de CASTELLI, Portal del Impenetrable Chaqueño. "Una de las escuelas tiene mayoritariamente comunidad Wichi y la otra Qoom. Son la E.E.P. N° 905 (aún sin nombre) del barrio CURISHI y la E.E.P. N° 894 “José Ceferino Romero” del barrio NOCAAYI. Nuestra experiencia es sencillamente hermosa. " Franco nos cuenta más de esta experiencia en una crónica que publicamos en el blog, en entrada separada. Leer más.



  • Escuela 243 "Manuel Estrada". Provincias Unidas 1196.  Leen: Caro Musa - lleva de la mano a Jacques Prévert, Elizabeth Bishop y Nicanor Parra- y Rocío Muñoz Vergara quien leerá poemas de  Laura Casielles, Alejandra Pizarnik, Jesús Lizano, Raymond Carver, Miguel Hernández y Wislawa Szymborska,.Taller de creación con los chicos (escritura de haikus, etc.). Coordina: Rosana Guardalá. ROSARIO. SANTA FE. 
  • Escuela 45, Altos de San Lorenzo. 17.30 hs. Invitado: Diego Vdovichenko. Lectura/Taller /Entrevista. 19: 30 hs . (6°B) Profesora Claudia Pascual Parada. Taller de lectura y escritura. Lectura de poesías de distintos autores y autoras de La Plata. Laboratorio de palabras/versos. LA PLATA, PBA.
  • E.E.S. N°77 (anexo). Profesora: Victoria Cattelan. Festival Artístico en la escuela. Todos los cursos. Rap, teatro poético leído, muestras, lecturas, poetas platenses invitados. LISANDRO OLMOS, LA PLATA,PBA. 
  • Biblioteca Esos otros mundos – 16hs. Jornada de Trabajo “Decir, escribir, mediar nuestras prácticas.”. Mesas redondas temáticas de divulgación de prácticas de intervención con la literatura y otras formas de arte en nuestra ciudad. 1) Relatos de experiencias docentes. Obstáculos y goces en la Enseñanza de la Lengua y la Literatura. 2) Testimonios tangibles. ¿Qué libros nuestros docentes? ¿Cuáles les gustan? 3) La Biblioteca escolar, ¿un espacio para la lectura? 4) en los bordes de lo escolar. Experiencias de Mediación de lectura visitan la Escuela pública en Paraná. Coordina: Kevin Jones. PARANA, ENTRE RÍOS
  • Escuela Yerba Buena. 15 hs. Lectura y charla con poetas. Trabajo con coplas y creación colectiva: Gloria Olivera. Actividad plástico/literaria y cierre con exposición de los escritos realizados durante todo el Festival. Coordinan: Candelaria Rojas Paz y Gloria Olivera. TUCUMAN.
  • Escuelas visitadas por el Festival Sumergible. Coordinan: Alejandro López y César Cesar Colmenares. JUJUY

domingo, 18 de octubre de 2015

Experiencias: "Lo único que sé hacer son poemas", por Franco Rivero

VII FESTIVAL DE POESÍA EN LA ESCUELA, Juan José Castelli, Portal del Impenetrable, Chaco

Con mi querida Karina Prester (ex alumna, ahora colega; bibliotecaria y poeta también) el viernes pasado recorrimos las dos escuelas con comunidad originaria de esta localidad; una Wichi y la otra Qoom. La E.E.P. N° 905 (aún sin nombre) del barrio CURISHI y la E.E.P. N° 894 “José Ceferino Romero” del barrio NOCAAYI. Nuestra experiencia es sencillamente hermosa. 



Karina estaba más segura que yo que, francamente, tenía un tocón de miedo (no tengo contacto con niños, tampoco me formé para trabajar con niños, no sabía muy bien qué hacer, cómo tratarlos, qué hacer si se nos desmadran, hasta dónde y qué gritar, etcétera). Pero ni bien me respondieron, en coro y al unísono un BUENOS DÍAS cuando me presenté y los saludé, ya se me cayeron pre-miedos y también los prejuicios. 
A la mañana fuimos a la 905. Habíamos preparado varias actividades para hacer porque no sabíamos la edad de los niños; llevamos imágenes, poemas y cuentos –por las dudas-, hojas, cartulinas, algunos colores, latas con palabras recortadas. Nos tocaron 4to, 5to y 6to año. Había nenes grandes y nenes muy chicos. Les pedimos que nos reúnan a todos los niños en un SUM, aprovechamos que había audio; Karina les leyó un cuento de Gustavo Roldán, Desafío mortal (trata de una pelea a muerte entre un piojo y un puma que ocurre en una localidad cercana a Castelli, Villa Río Bermejito). Después los hicimos entrar a la poesía con adivinanzas y les pedíamos leer en el micrófono las respuestas. Disfrutaron mucho de esto. 



Karina había elegido sin que yo sepa “olfato y gusto”, un poema mío, me pidió que lo lea; así que lo hice. Pensé que no iban a prestarle atención a un poema tan largo; traté de despertar cierto interés preguntándoles antes: ¿alguna vez ordeñaron una vaca?; todos me dijeron que sí. Les dije que de eso trataba lo que les iba a leer. Mientras leía los escuchaba hablar; me reprochaba mentalmente no haber elegido yo otra cosa y también mi poco conocimiento de poesía infanto-juvenil (yo soy de reprocharme así que aproveché). Cuando terminé, mientras repartíamos las actividades (un poema breve sobre el verano y otro sobre la primavera; ambos con rimas, para que dibujen lo que se les venga en mente) un nene tomó de paso el micrófono y gritó ¡CHIPÁ CUERITO! Nos hizo reír a todos y me curó de mi “ay no me prestaron atención”, que seguramente era todo mi mambo mental y narcisista. Karina me marcó que ellos siempre atienden aunque no parezca y que no se les escapa nada.


En la otra escuela, la 894, hicimos lo mismo; primero los maestros reunieron a todos los niños en una galería y los sentaron a todos en el piso:
-Buenos tardes niños, yo soy Franco
-BUE-NOS DÍ-AS SE-ÑOR!, me saludaron a coro y fuerte.
No evitaba sonreírme mientras les decía;
-y ella es Karina
-BUE-NOS DÍ-AS SE-ÑO-RI-TA; en el mismo tono.
Les repartimos hojas y les pedimos que dibujen algo que se imaginaron con ese poema o que dibujen sobre los otros poemas que les repartimos. Todos dibujaron, todos hacían todo muy contentos; muchos dibujaron la vaca, la tía, el corral y al niño (personajes del poema); casi todos dibujaron flores, lugares con pasto, soles enormes en los ángulos superiores de las hojas. Disfrutaron mucho de hacerse fotos con sus dibujos, de mostrarnos lo que cada uno hacía y de que los felicitáramos; nos pedían hacerse fotos con nosotros y nos abrazaban fuerte.
A la tarde volvimos a la 905, para hacer la misma actividad que a la mañana; nos tocaron de 1ro a 4to año. También les sacábamos fotos con sus dibujos; solos venían a pedir fotos y posaban como para un videoclip. Después nos hicimos una foto grupal donde todos exhibían en alto sus dibujos.
En ambos colegios nos acompañaron todos los maestros. Los directivos nos atendieron muy bien y nos esperan este viernes que viene, donde volveremos a ir con los dos y con mi chamigo, el poetazo Fabián Yausaz que muy generosamente viaja desde Corrientes hasta acá para acompañarnos en esto y que trae para leerles “Mboyere” (“mejunje”, “mezcla rara”, “enredo”, en guaraní) un poemario infantil inédito de su autoría.
Cuando nos fuimos a despedir de uno de los directivos; Claudio, director de la 905, él nos felicitó, nos dijo: “A mí, realmente, me sorprende cómo los dos solos manejan una escuela entera de niños”; ahí nos dimos cuenta de que nos mandamos como locos a trabajar con toda la escuela en un SUM siendo que podíamos trabajar por grados! Menos mal que nos salió bien!

  



No nos dejábamos de decir con Karina lo mucho que nos había gustado la experiencia. Personalmente tenía el corazón medio rengo y ahora parece un atleta olímpico.
Desde que estoy acá pienso en qué podría hacer yo por las comunidades; estar acá y no tener contacto, sólo dar un par de clases sobre el tema en Análisis del discurso me hacen sentir irresponsable de alguna forma. Tampoco sé cómo hacer algo más, algo que realmente aporte. Para más, cada vez que sale el tema de la comunidades originarias, en clases o con amigos, es difícil hasta hablar para mí (soy pasional, me tiemblan las manos, me tiembla la voz, hablo entre enojado y triste, sé lo que es ser discriminado y excluido, yo me crié así) y es difícil porque es casi imposible encontrar acá a gente que no discrimine, que no sienta un odio racial -que nos devuelve siglos atrás en el tiempo-, que no se sienta con derecho a este odio, que no sienta ni una pizca de remordimiento humano por el hecho de desear, por ejemplo, la muerte a un semejante; y sé que éste es el problema, el que discrimina no ve en quien discrimina a un semejante; la idea de superioridad racial sigue tan viva como antaño.







Lo único que sé hacer son poemas. Lo único puedo aportar son poemas. El Festival de poesía en la escuela a mí me dio una oportunidad para acercarme, por eso elegí únicamente las dos escuelas indígenas, donde la mayoría de los niños lo son. Este festival me hace sentir que estoy haciendo un bien y alivia mi cuota de irresponsabilidad. Me ayudó a tener la cabeza más tranquila. 
Creo que hicimos un bien poético; y pensamos en la posibilidad de mantener en ambas escuelas abierto un tallercito mensual. Sé que el único bien que podemos hacer acá pasa por la poesía como liberadora y sanadora; por suerte coincide con algo que sí puedo y sé hacer; para más cuento con la ayuda de gente como Karina y como Fabián.
Desde Juan José Castelli, Portal del Impenetrable chaqueño, estoy/amos muy agradecidos por este Festival, por esta magia de crear un espacio donde sentirnos más hermanos, más parte de la misma humanidad.