Alfonsina Storni: Kodak pampeano en la localidad de Aparicio



La poeta Laura Forchetti nos cuenta sobre el taller que dio en Aparicio, localidad de Coronel Dorrego, Provincia de Buenos Aires, sobre la obra Kodak Pampeano, textos poco conocidos de Alfonsina Storni. Participaron la docente María Lidia de DIos y los chicos de
Segundo ciclo (4,5 y 6° año) de la Escuela Primaria Nº 2 de esa localidad.

El mar
Cuando la nombro: Alfonsina Storni, siempre alguien la reconoce y siempre junto al mar.
La primera fotografía es en el mar de Mar del Plata. A esa imagen borrosa y fija  vamos a buscarla, ampliarla hasta hacer visible su condición de poeta de vanguardia, construyendo un espacio propio en la sociedad de principios del s. XX, todavía hostil para las mujeres que se corrían de su rol tradicional. Hacer visible su vitalidad, su dedicación a las palabras, su obra compleja y variada, su trabajo periodístico y docente, su voz necesaria.

Kodak
En su obra, Alfonsina Storni testimonió su época, sin nostalgias y con ojo detallista y atento. La tecnología entraba con paso apurado en la vida privada de las personas y ella le dio lugar en sus poemas: Ultrateléfono, Aeroplano, Mar de pantalla, Dibujos animados y las series Kodak: poemas en prosa como fotografías de viaje.
Sostenemos en la mano una Kodak años 30, el pequeño lente, el fuelle, el obturador, la abertura por donde entra la placa sensible.
Aparecen palabras como revelado, rollo, papel.



Las fotografías de A. S.
¿Qué fotografías guardará la cámara de Alfonsina Storni?
El mar en la pantalla del cine, un avión que pasaba por el cielo, un teléfono, el tren, ella misma, un gato durmiendo, un libro de poesía, un libro de ella, su casa, su hijo.

Pampeanas
Leemos los poemas en prosa de Kodak pampeano como si fueran fotografías escritas –los poemas pegados sobre viejos negativos.
Nos detenemos en cada fragmento para descubrir qué miraba su ojo, qué imagen atrapaba su lápiz mientras atravesaba la Pampa en tren, cuánto de eso hemos visto en nuestros propios viajes, cuánto abriendo las ventanas de la escuela o de casa.

Cuadernos de viaje
Plegamos hojas de colores y construimos nuestras bitácoras. Pequeños anotadores con los que salimos al patio y a la plaza a fotografiar nuestra porción de pampa.
Eucaliptus, pájaros, horizonte, banderas, viento, hamacas, la luna de día, la canchita llena de barro, el perro.
Nuestros ojos son nuestra cámara oscura, allí dejamos que imprima la luz sus secretos.

Ronda
Leemos los poemas como mirar un álbum de fotografías, con sorpresa y fascinación. Lo cercano y lo lejano se funden, el yo presente en el mundo, centro de lo que ve, testigo y protagonista.
Como el sol que nos dedicó el amarillo de la tarde.

 

Kodak Aparicio

Sami Verón:
Los árboles se mueven al compás del viento.
Veo una paloma cuidando su huevo para que su hijo nazca salvo y sano.
Hace ruido y lleva semillas alegrando el día, un camión.
Un espantapájaros que asusta a las aves.
Han plantado hermosas semillas.

Camila Caminos:
Ventanas con palomas blancas y celestes.
Planta de aceitunas.
Aceitunas negras y verdes.
Pasto mojado.
Palomas en un árbol.
El sol brilla muy fuerte, es color dorado.
Escuela.
Eucaliptos.


Bianca Kohl
El viento mueve las hamacas.
Se mueven las hojas de los árboles.
Se mueve la red del arco.
La pelota juega con el viento.
El pájaro se balancea arriba del árbol.
Por el cielo pasan dos pájaros blancos.

El sol redondo me hace sentir genial, por sus rayos brillantes.


Alan Linares
Algo grande, ramas marrones y algo oscuro.
Algo seco que se mueve donde se paran las aves.
Escucho pasos en el charco.
Algo redondo en el cielo,
blanca.
Algo redondo que alguien hará volar.
Entre verdes y marrones toco la felicidad.



Pía Hiriart

Árbol con frutos negros y verdes que se mueven al compás de la brisa.
Un rayo de luz ilumina el cielo y nos da este día tan bello.
La luna brilla de día y de noche,
cuando menos te lo esperás ya toca el horizonte.


Camila González
Las nubes borran la luna.
La media luna habita el cielo de esta tarde.
Un eucaliptus se mueve al compás del viento,
hace llegar una suave música a mis oídos.
Un rayo de sol cruza el día y nos regala esta tarde amarilla.
El horizonte iluminado por el sol. 


Ariadna González
En lo alto del cielo tres gigantes verdes le hacen cosquillas a sus pies.
Una mancha veo que brilla y brilla todo el día.
Redondo redondo, brilla y brilla todo el día



Nicole Haag

El tobogán amarillo que alegra el día.
La bandera detrás del olivo.
Un pájaro canta y es música para mis oídos.

Morena Hollender
El viento, el viento en este momento pega en mi frente y me hace sentir en paz;
a veces cuando la brisa me choca me siento y lo disfruto.
El futbol es un conjunto de una pelota y una pasión como la mía. Cada vez que juego me siento libre y muy independiente.
Los pájaros son seres que hacen ruidos muy peculiares. A algunas personas les parece molesto pero si tenés la paciencia de escuchar, verás el concierto más armónico de tu vida.
El silencio, ¿alguna vez te pusiste a escuchar el silencio? Pues yo sí y es el sonido más hermoso, la sensación más feliz.
Salí al patio, vi todo y me puse a pensar que hay que apreciar todo: el color verde del pasto y los árboles, el celeste del cielo, el marrón de la tierra y el color transparente del espejo en la tierra.


Joaquín Montes de Oca
El viento mueve las hamacas. Se mueven las hojas. Se mueve la red del arco. La rama se balancea y mueve a la paloma.
El viento mueve la pelota. Las banderas se mueven.
Planta de aceitunas, se mueve y deja caer las aceitunas.
El verde, el marrón y un espejo de agua me impiden jugar a mi deporte favorito.



Juan Ignacio Hiriart
En una casa sobre el verde un pájaro celeste alza vuelo.
En la punta de un eucalipto una paloma descansa en una rama.
El agua del charco atrae a los pájaros sedientos.
Atrás de la reja, un perro con su adorado color dorado.
El sol brillante y el viento secan el barro que la lluvia nos dejó.
Desde esta plaza donde estoy sentado, veo mi casa resplandeciente.


Soraya Echeto
Una tela celeste y blanca al compás de la brisa.
Dos rectángulos cruzados en una casa.
Un hermoso reflejo del sol y el verde pasto mojado.
El horizonte verde cuando llueve.
El canto de los pájaros le da vida a la naturaleza.


Aldana Casco
Aire sopla el verde, se mueven blancas nubes, cielo celeste y un rayo dorado que ilumina el día limpio.
Un pájaro canta porque está feliz y dice: Lindo día para volar y bailar.
Rayo de sol me ilumina y las hamacas moviéndose parece que tienen vida. Animales corren y juegan al perseguido, saltando y ladrando contentos.



Comentarios

Entradas populares