Dìa 10: Desde el pan y hasta las nubes, abrazando lo imposible




Por la tarde, en la Escuela 8 "Prov. de San Juan" en Ciudad de Buenos Aires, los chicos de primero a cuarto grado recibieron con mucha curiosidad a la poeta y escritora Cecilia Pisos.


Con mucha ansiedad, apenas la vieron comenzaron a hacerle preguntas sin fin anotadas en sus cuadernos. Querían saberlo todo sobre su vida, sus hijos, sus libros, su forma de "inventar historias".

Luego de responder a cada uno, les contó sobre el poeta francés Francis Ponge, y leyó "El Pan", del libro "Parte de las cosas"


La sorpresa fue cuando de una  valija, Cecilia Pisos sacó una baguette e invitó a los chicos a observarla de cerca, ver el harina sobre la rugosidad del pan y busar aquella montaña o cordillera oculta en su corteza, tras un visor triangular.

Para esto los invitó a observar detrás de esos "visores de poesía", con los que también, luego de leerles otro poema de Ponge ,"El Jabón", pudieron acercarse y ver cómo se formaban las burbujas con el agua, hacerse preguntas y observar un poco más allá.




Mas tarde, leyó poemas de su último libro "Nube con forma de Nube" y las preguntas fueron hacia la lluvia y la forma cambiante de las nubes, cómo se transforman y en qué.
 
 

Con pequeños trozos de algodón, que Cecilia Pisos trajo en su mágica valija, los chicos de primero y segundo grado inventaron sus propias nubes.









Por otro lado, los chicos de tercer y cuarto grado, se animaron a escribir qué cosas oculta  una nube hasta que llueve:



La actividad fue coordinada por Anabella Foscaldo junto a la docente, y bibliotecaria de la escuela, Silvia Villanueva.

Fue una tarde en la que no dejaron de llover, nubes, libros, jabón, pan, agua, y sobre todo una gran pasión por  acercar a los más chicos la magia de la poesía.


Gracias Cecilia Pisos por esta tarde única junto a los chicos de la Escuela nro. 8 " Prov. de San Juan".

Mientras tanto, en la  Escuela Rural 35 Granadero Basilio Bustos de Río V, San Luis, se realizaba el segundo doas de actividades del VIII Festival.
 

Patricio Torne, coordinador del encuentro, no scuenta:
"En plena zona rural, en la escuela Granadero Basilio Bustos, de Rio Quinto, en la Prov. De San Luis, todo es conmovedor, desde las historias particulares de sus niños, historias que estremecen y hacen difícil contener las lágrimas; las madres que ayudan con la cocina; el chofer que hace el recorrido pasando por los campos donde viven los niños con sus padres que son peones, casi siempre en las peores condiciones, y Tatá Evangelista, la maestra directora madre psicóloga que los cuida, educa y contiene.

Leímos a Marosa DiGiorgio, y con sus poemas trabajamos con los chicos. Aquí es cuando la poesía sirve para poder abrazar lo imposible."





En otro punto del país, más precisamente en SIerra de la Ventana, la poeta y coordinadora del Festival, Natalia Molina, escribe:

"La escuela primaria nro. 6 de Sierra de la Ventana nos abrió las puertas el lunes 26 para compartir poesía con el turno tarde (primero, segundo y tercer grado). El lunes pasado vino tercer grado a la biblioteca popular Mariano Moreno para participar del festival, y este lunes pudimos disfrutarlo en el salón de actos escolar con la presencia de Las Kostureras Roberta Iannamico y Celeste Juliana Caporossi.

Lo iniciamos comentando acerca de lo que significa el Festival de Poesía en la Escuela, y su dinámica de compartir la lectura de poetas que consideramos referentes. Abrí la misma con Juan Gelman, prosiguió Roberta Iannamico con Laura Devetach, y Celeste Juliana Caporossi finalizó la lectura con Paul Eluard.



A continuación comenzaron Las Kostureras su recital de poesía y música, al que incorporaron lecturas de poemas de Roberta Iannamico, de José Hernández y los publicados de alumnos de la EP nro. 2 de Saldungaray en el libro de los chicas y chicos de POESIA EN LA ESCUELA “Pie firme sobre cálido cielo” (publicación que entregamos de obsequio a la biblioteca escolar de la EP nro. 6).






La jornada culminó con la creación colectiva de una canción, que a pedido del turno tarde fue a ritmo de cumbia, bailada y cantada en ronda:

“Con mi botín pateé una remera
y la remera es de corazón
y en mi casa vive una buena moza
con paz y amor
Con paz y amor llenás mi corazón
Con paz y amor, y justicia, llenás mi corazón
Con paz y amor, mi cariño, llenás mi corazón
con paz y amor, mi vida, llenás mi corazón
Con paz y amor, y libertad, llenás mi corazón
Con paz y amor, e inteligencia, llenás mi corazón
Con paz y amor llenás mi corazón”.




Coordinamos la actividad con Erika Vollers, y el registro fotográfico lo realizamos con Ámbar Gebel y Mikeas Esmoli (mis alumnos del taller de Poesía para chicos y chicasEn la Patria de la Infancia en la BP Mariano Moreno de Sierra de la Ventana), quienes también colaboraron en el armado y en la recepción a Roberta y Celeste a quienes le dieron la bienvenida con un poema escrito en el pizarrón de entrada a la biblioteca popular.
Muchas gracias a la escuela de la que fui alumna por abrirle las puertas a la poesía."







El VIII Festival se hizo presente en  la Escuela 195  “J.B. Ferreyra” en El Cruce, Río Colorado, San Miguel de Tucumán. Desde allí, Candelaria Rojas Paz nos envía noticias de todo lo que vivieron en este encuentro. 




"Hoy, continuamos con estas bellas jornadas de Poesía en la Escuela N°195 junto a Rossana Cardozo, Any Sans, Abel Gustavo Sayagués y Carlos Héctor Ortega de la mano de nuestro homenaje a Atahualpa Yupanqui con una exposición plástica de ilustraciones de canciones que eligieron de él (hablamos también de su mujer en cada clase) y luego de leer poesía de Chichi Costelo, poeta enorme de Tafí Viejo de nuestro Tucumán, los poetas compartieron poemas propios, charla y canto.



Hablamos de cosas en común: pan, mate, cañaveral, pachamama, ingenio, niñez.


Los chicos se sumaron a la rueda de lectura de poemas propios y de libros de poesia de la escuela.


Jugamos al Tesoro Escondido: debían encontrar palabras escondidas en el patio: un gran tesoro son las palabras! Luego con ellas escribieron pequeños poemas que de verdad son inmensos!


Hicimos tendedero de palabras poéticas y de colores y entre todos hicimos dos poemas. Los chicos recibieron regalitos llevados por los poetas y cuadernillos literarios.
 
La dire, como cada vez que nos visitan poetas, nos despidió con almuerzo con comida como la que comemos cada día con los alumnos: quipe hecho al horno de barro.

 



Una vez más la maravilla del encuentro con la poesía nos trae mucho más!
Cada poeta se llevó muchos abrazos y cartitas de agradecimiento hechas con mucho amor".

Comentarios

Entradas populares